«

»

Los niños de las montañas de humo

Millones de niños viven en y de las basuras de los vertederos del mundo.

A estos vertederos, se les llama las “montañas de humo” porque están permanentemente cubiertos por una espesa niebla de gases tóxicos, nubes de moscas, aves, etc. Estos basureros son los parques de muchos niños que trabajaban recogiendo basura para luego venderlo a empresas (muchas veces clandestinas) que luego lo reutilizan.

Los riesgos que correr estos niños son muchos, y más si se toma en cuenta que la mayoría de las veces estos niños y niñas viven con sus familias en esos entornos, en condiciones infrahumanas, siendo víctimas de infecciones, enfermedades digestivas, malnutrición, cortes con vidrios, contacto con jeringas y desechos hospitalarios, mordeduras de animales, picaduras de insectos, atropellos y acoso. Éstos niños compiten con los adultos, que normalmente les expulsan hacia las peores zonas de recolección. Además pasan tantas horas trabajando en los vertederos que no acuden a la escuela, por lo que son la mayor parte de ellos, niños analfabetos.

Estos niños se encuentran en las grandes ciudades de África, Asia e Iberoamérica. En Camboya, por ejemplo, por un par de euros al día cientos de niños rebuscan desperdicios en el basurero de Phnom Penh que luego venden a las empresas de reciclaje.

Su labor comienza a las siete de la mañana, cuando llegan más de 200 camiones de basura procedentes de la capital. El más pequeño de esos vehículos transporta 1.000 kilos de basura. La descarga va acompañada del paso de máquinas apisonadoras. Los adultos y los niños se arriman a toda velocidad para competir por todo lo que pueda ser reciclado antes de que pase a ser de otros o inservible. Esto ya reporta muertes.

Estos niños son capaces de sobrevivir a base de todo aquello que nosotros tiramos, desperdiciamos y malgastamos. Todo lo que nosotros no queremos o no consideramos útil, ellos, sin embargo, son capaces de aprovecharlo.

Por Cristina Lomba
GD Star Rating
loading...
Los niños de las montañas de humo, 4.4 out of 5 based on 7 ratings

2 comentarios

  1. fc escribió:

    me da una pena

    GD Star Rating
    loading...
  2. bolsoturkana escribió:

    Más que pena, lo que debería movernos en a la acción.
    Existen personas que trabajan para ofrecer dignidad a las familiias de los vertederos y sacar a los niños del trabajo infantil. Es el caso del P. Pedro Opeka, misionero brasileño de San Vicente de Paul, que ha creado una auténtica ciudad “Manantenasoa”, en lo que antes era un vertedero de Antananarivo, la capital de Madagascar. Ha construido viviendas dignas, y centros para el reciclaje de las basuras. Gracias a ello, miles de niños han recuperado su ifnancia y su dignidad. El proyecto del P. Opeka está siendo apoyado, entre otras ONG europeas, por Manos Unidas. Si queréis más información no dudéis en solicitar más info.

    GD Star Rating
    loading...

Deja un comentario

Tu email nunca se publicará.